viernes, 2 de diciembre de 2011

ENFERMERA PARA TODO

Dice Juan F. Hernández Yáñez, Sociólogo, que las Enfermeras tienen que "vender" lo que hacen, porque no lo vé por ninguna parte. Y no le falta razón. Esto se evidencia tanto en los partes de Alta clínica como cuando informan en los medios audio-visuales sobre la evolución de un paciente.

En el primer caso, en los partes de Alta clínica, lo hacen exclusivamente los médicos, cuando en esas Altas figuran datos que han sido recogidos y documentados por la Profesión Enfermera. Igual sucede en los partes quirúrgicos o intervencionistas, donde participan Enfermeras y no figuran en los mismos.

En los medios audio-visuales sucede lo mismo: aparece un médico informando de cómo ha pasado la noche el paciente. Habla de constantes vitales, como si lo hubiera estando vigilando y evaluando ese médico. Eso, mientras no se demuestre lo contrario, lo hacía, lo hace y lo hará la Profesión Enfermera. En todos los casos, siempre informa el médico.

¿A cuántas Enfermeras llaman los medios para informar sobre problemas de salud? Que sepamos, a ninguna. Llaman a Podólogos, y a algún Fisioterapéutica, que son dos actividades concretas. Y para tener "credibilidad" se suelen "apoyar" en títulos académicos, como Máster y Doctor, cuando ni el uno ni el otro tienen relación con la Profesión. Como hemos informado en otro artículo, esos títulos son eminentemente académicos. Asistencialmente sólo existen, oficialmente, las Especialidades, sus áreas de capacitación, y los Diplomas expedidos por las Administraciones Sanitarias públicas, básicos y Avanzados.

La Enfermera debe "salir" a los medios y "vender" lo que hace, que es muchísimo y fundamental para la atención, asistencia y recuperación de la salud.

La asistencia sanitaria pública ha sido medicalizada desde que comenzó a implantarse el Sistema Nacional de Salud, "apoderándose" de todo. La sociedad ha convertido al Médico en el epicentro de todo el sistema; ¿o al revés?, ha sido el médico quien se ha apoderado del sistema. Y eso no es justo.

La Enfermera tiene que ser eso, una "gran Enfermera", como dice Juan F. La Enfermera no es un mini-médico. La Enfermera tiene que ocupar "espacios" asistenciales, de forma autónoma, con Plena Autonomía Técnica y Científica.

Los programas "MIR" tiene mucha culpa de todo esto, que utilizan, les guste o no lo que decimos, a las Enfermeras para sus "prácticas clínicas".

El Sistema no forma a los Enfermeros Internos Residentes (EIR), entre otros motivos porque ni el Ministerio convoca plazas ni los Servicios de Salud ofertan puestos.

El Sistema no profesionaliza a nuestra Profesión: entramos de Enfermera "rasa" y nos jubilamos como tales. Desde luego que para el desarrollo Profesional tiene que implantarse y exigirse la convocatoria de Plazas para puestos especializados. No sirve ya la "Enfermera para todo", puesto que los Cuidados básicos los viene cubriendo la Auxiliar de Enfermería a plena satisfación, a la que se le exige título de formación profesional de Grado Medio; y, en su caso, el de Técnico Especialista.

EL SISTEMA NO PUEDE SOPORTAR MÉDICO PARA TODO.- Como tampoco puede continuar soportando "Enfermera para todo". El dinero escasea, y aunque no fuera así, tampoco puede permitirlo ni consentirlo. Los unos y las otras deben ser reorganizados. La ordenación actual no sirve, salvo que el fin fuera el de ACABAR CON EL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD.

SE DICE POR AHÍ QUE LA ENFERMERA TIENE QUE "ASUMIR" COMPETENCIAS QUE VIENE HACIENDO EL MÉDICO.- Y esto no es cierto. Históricamente ha sido el Médico quien ha venido detrayendo de la Profesión competencias que han sido de nuestra Profesión. Por ejemplo, Anestesia, Radiología, Dentista, etc. No al revés.

Y en la práctica diaria se nos "arrincona". No se nos permite (¿por qué?) progresar. Un médico no tiene ningún problema para "hacer" todo lo que tenga por conveniente, además de enseñarle a su "compañero" MIR; por el contrario, una Enfermera no puede (no la deja la medicina) tener iniciativas.

EL SISTEMA, INSISTIMOS, ES INSOSTENIBLE. Tiene que reestructarse y reorganizarse el cometido de cada cuál ¿Por qué una Enfermera no aprende, por ejemplo, a manejar un ecógrafo? Sencillamente, no lo entendemos. Sin embargo, ningún problema tiene la formación profesional para realizar radiología ¡No, no y tres veces no! Esto no puede continuar así.

¿ACASO LA MEDICINA, COMO CONJUNTO, PRETENDE "CARGARSE" EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD? Si no es esa su pretensión, ¡hágase!

2 comentarios:

Ioanescu dijo...

Carlos, ¿no es mejor vivir a la sombra?, ¿no es más fácil no complicarse la vida?, ¿no es mejor quedarte en el "refugio" por si te caen bombas?. Mientras se tenga el estómago lleno... como voy a morder la mano del patrón. Desgraciadamente esta profesión nuestra es independiente de "boquilla", muy pocas son las personas que no viven bajo el ala protector de la profesión médica. Que cosas dice usted Carlos, mire que intentar que veamos más allá, es usted un revolucionario. Deje que el gallo se encargue de poner paz en el gallinero.

Carlos Tardío Cordón dijo...

¡Desde luego que sí! La felicidad está definida así, como la ausencia o ignorancia de conocimientos. Se ha puesto como ejemplo al "pastor", que cuida de sus ovejas. El único problema que tiene es que los animales pacten, porque ya no tienen que cuidar de que se las coma el "lobo". Pero es que lo que dicen y publican es tomarnos por tanto, por ignorantes. Y la ignorancia no puede ser objeto de "contagio ni de transmisión", como las enfermedades. Alguien tiene que decir que eso no es así, y nos ha tocado a nosotros ¡qué le vamos a hacer!
Ignorancia no puede ser objeto de eximente ni de atenuación. Se podrá predicar para quienes no estén en cargos de responsabilidad, los cuales, por cierto, son voluntarios. Lo que no vamos a consentir es que "controlen" una empresa que sólo da beneficios para algunos.
¡Mira que decir que la Profesión tiene nuevas competencias! ¡Es que es muy fuerte!
Pero es que, además, introduce que la Profesión tiene plena autonomía técnica y científica, que no se lo han inventado, ya que así viene en la Ley. Pero bien así para la Profesión de Enfermero que ha exigido la titulación de Diplomado, no de Grado. Como te digo, es fuerte, ¡muy fuerte tener que escuchar y leer eso!